Eterna Juventud.

Antonio, 85 años, 40 años viniendo a la misma playa en verano y nosotros tuvimos el placer de encontrarlo.
Cuando llegamos a San Antonio Este íbamos en busca de más lobos marinos, camino a la Lobería la arena se puso cada vez más suelta hasta qué nos quedamos enterrados, intentamos sacar a Bipo pero no hubo caso, me tocó ir a pedir ayuda.
Di con Hector otro gran amigo que nos ayudó a sacar a Bipo de la arena y nos llevó después a donde se estaban quedando él y su hermosa familia con el amiguito de Lua, Ozzy, y allí conocimos a Antonio.
Antonio es un español de 85 años que vino a parar a Argentina por accidente, se montó en un barco con un contrato de una petrolera pensando que iría a Holanda y desembarcó en Comodoro Rivadavia, hace 60 años.
Nos contó que a lo largo de su vida viajó y conoció un montón de los poblados del sur, trabajó largos años en la petrolera y hoy en día nos dijo que odia el petróleo. Dejó su trabajo para afinar pianos, dice que aunque ganaba menos la música lo hacía mucho más feliz.
Cada verano vacaciona en esta misma playa donde lo encontramos, aquí llevó a Nelson a buscar mejillones, nos contaba historias maravillosas y nos dejó claro que para viajar la única juventud válida es la del espíritu.
“todo tiene un por qué” nos dijo, y quizás nosotros nos quedamos enterrados para poder contar su historia.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *