¡Llegó un día muy esperado para nosotros!

Como hemos comentado en diferentes ocasiones siempre intentamos rodar lo más temprano posible y esto es por tres razones de peso; la primera es que si tenemos algún imprevisto con Bipolar sea de día y tengamos tiempo para resolver, la segunda es llegar temprano al sitio planeado por si no nos gusta tener tiempo para buscar otro sitio y la tercera pero no menos importante es tener tiempo suficiente para ir parando a tomar fotos y videos de las cosas que nos gustan en la ruta. Comenzamos a rodar a las 4 de la tarde y el camino nos sorprendió con cosas muy bonitas que no tuvimos tiempo de documentar si queríamos llegar antes del anochecer a nuestro destino, sin embargo, alcanzamos a hacer algunas fotos desde la ventana pero quedó la sensación de poder haberlo hecho mejor.
La noche la pasamos en el parque Las Acollaradas, en Bolivar. Un lugar super seguro y muy bonito donde Lua se hizo amiga del montón de perros que viven allí.
Hoy partimos con destino Epecuén, una ciudad que quedó en ruinas después de una inundación que la mantuvo por dos décadas a 7 metros bajo el agua, este es sin duda uno de nuestros destinos más esperados para documentar y estamos muy ansiosos de conocer más de la historia del lugar y de poder ver con ojos propios los secretos que ocultan las misteriosas ruinas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *