Lobería.

Tener a Luita ha traído muchas cosas preciosas a nuestras vidas pero también algunos inconvenientes a la hora de hacer ciertas cosas; desde Venezuela Nelson y yo hablábamos de las fotos que queríamos hacer de animales salvajes y los leones marinos estaban sin duda en esa lista.
Después de los miles de km recorridos hasta Viedma, Argentina, llegamos a la lobería y comenzaron las dificultades, resulta pues qué la lobería es un área protegida por lo cual los perritos no son bienvenidos. Aunque nunca planeamos llevar a Luita hasta los lobos por la seguridad de todos, pensamos que la podríamos dejar en la playa con el guarda parques mientras nosotros íbamos a hacer fotos, la historia fue otra. Llegamos al lugar y nos dijeron que Lua no podía permanecer ni siquiera en la caseta de la guardia ambiental y que teníamos que buscar donde dejarla, normalmente eso no hubiese sido problema porque en la Bipo ella se siente cómoda y no pasa nada con dejarla un par de horas, pero el calor esta vez y la falta de sombra era un tema a considerar si no la queríamos sancochar. Fuimos hasta un camping cercano y nos estaban cobrando muy caro por una sola noche para los servicios que ofrecía, nos fuimos a una plaza de estacionamiento y planeamos pasar la noche allí hasta qué pasó la policía y nos dijo que no podíamos acampar porque (de nuevo) es área protegida 🤷🏻‍♀️
Caía la noche, estábamos muy cansados y con las opciones agotadas, pensamos en volver a Viedma y perdernos de los leones marinos, quizás tantas negativas eran una señal…
Pero no nos quisimos rendir, porque no habíamos rodado tanto para rendirnos tan fácilmente, volvimos al camping y negociando nos lo dejaron a la mitad, pasamos la noche allí y decidimos ir a las primeras horas del día con la salida del sol a buscar leones marinos mientras dejamos a Lua en la kombi durmiendo y todavía fresca.
Luego de caminar un rato nos estábamos cuestionando si iríamos a conseguir animales o no, de pronto vimos unas piedras grandotas y Nelson me dice “¡allí están!” a lo que yo respondo, “amor, eso ni se mueve, son piedras😂” nos acercamos más y ALLÍ ESTABAN.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *