Loros Barranqueros.

Ayer partíamos destino a buscar leones marinos pero sentíamos que nos íbamos incompletos. Por el cansancio de rodar el día anterior cuando fuimos a la playa nos llevamos sólo la cámara que usamos para video y dejamos en Bipo el lente teleobjetivo, no queríamos ir cargados ya que había que caminar un montón de km hasta llegar a los loros y la flojera nos venció una vez más pero cuando llegamos al sitio y vimos el espectáculo de aves volviendo a sus nidos al caer el sol supimos que habíamos hecho mal en no llevarnos una cámara cada uno y lentes con alcance.
Nelson y yo llevamos casi dos años compartiendo juntos a diario y ya nos comunicamos casi sin hablar, ayer nos levantamos a eso de las 10, desayunamos con calma y nos pusimos a hacer algunas tareas pendientes, entre esas bañar a Luita con su tratamiento para que vuelva su pelaje catire, en fin… nos cayó la tarde y las opciones eran o irnos a la ciudad más cercana para despertar hoy temprano allí y hacer algunos pendientes antes de seguir ruta o volver a la playa, esta vez con la cámara y el lente adecuado a hacer fotos y videos de los Loros.
Teniendo esas opciones sobre la mesa, basto una mirada cómplice para saber que nos quedaríamos otra noche en el camping y hoy solucionaríamos todo lo más rápido posible para irnos en busca de leones marinos 🙌🏻
• Datos de interés •
Alrededor de 175.000 ejemplares arriban cada año a final de la primavera para su temporada de reproducción.
Los nidos en los huecos del barranco son únicamente para parejas de loros que van a empollar, los loros que no van en pareja duermen a los alrededores en cableados o tejados del pueblo.
Son alrededor de 35.000 nidos.
Cada hembra pone entre 2 y 5 huevos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *