Wonderlandia.

Joao y Josefina, 89 y 86 respectivamente.
Llegamos a un pequeño pueblo llamado Wanderlandia, estacionamos la kombi en una suerte de plaza que tenía sombra y decidimos descansar allí un poco del calor antes de seguir la ruta hasta el puesto de gasolina más cercano.
Estando allí bajo la sombra, vimos acercarse a una pareja de viejitos con unas sillas y se sentaron muy cerca bajo el mismo árbol.
Cuando notaron nuestro idioma se nos acercaron y comenzó la conversación, nos contaron qué viven allí hace 40 años, que son unos de los primeros habitantes del pueblo, nos contaron de sus vidas y de su familia y nosotros hablamos un poco de nuestra aventura en kombi y de nuestro país. Se hizo la hora de continuar y ellos insistieron en que nos quedásemos allí, que paráramos nuestra kombi fuera de su casa (justo al frente) y que tomásemos baño en su casa, así hicimos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *