No todo es glamour y paisajes bonitos.

Volvimos a Argentina y pasamos algunas horas arreglando el desastre que había en Bipo, porque en una kombi dejar desorden se convierte en una incomodidad más qué en cualquier otra cosa. Antes de irnos a Paraguay hicimos los bolsos y quedaron un montón de cosas fuera de lugar y cuando llegamos se sumó al desastre lo que traíamos en los bolsos 😱
A pesar de que viviendo en una kombi muchas de las cosas de la vida normal se convierten en un lujo, debemos admitir que nuestros días en Paraguay llamábamos a Bipo casa y queríamos con mucho ímpetu volver a nuestra casita, viajar sin ella es como que te falta una parte muy importante.
Por otro lado la estamos dejando descansar y le hemos contando para animarla que pronto partimos con destino a Patagonia.

¡Estamos en Ciudad del Este!

El cuento es corto.
El camping donde nos estamos quedando en Argentina fue alquilado por unos días por un colegio, así qué nosotros teníamos qué salir y buscar otro lugar. Como realmente nos gusta el camping, decidimos dejar a Bipo allí bien cerradita y cuidada y tomamos un bus hacia Ciudad del Este en Paraguay.
El bus cuesta sólo 70 pesos por persona y se toma justo el la zona de migración argentina, en unos minutos cruzas una parte de brasil ¡y listo! Estás en Paraguay.
Acá también hay tormenta eléctrica (es del otro lado del río Paraná) así qué la lluvia y el frío nos persigue, los momentos que escampa los usamos para salir a conocer un poco caminando.

¡Hoy hubo sol!

Cómo les habíamos comentado han sido días de tormenta eléctrica, llueve día y noche y nosotros estamos o encerrados en Bipo o en el área común del camping pero hoy salió el sol y nosotros no dudamos en darnos un chapuzón en la piscina.
Cambiamos nuestra base de operaciones a unas tumbonas e hicimos una lluvia de ideas, anotaciones y demás, mientras nos veíamos divinos y bronceados.
Les estamos preparando un montón de material nuevo para YouTube, venimos con todo y no vamos a parar. 

Misiones, Argentina.

Estamos en la provincia de misiones, zona fronteriza y selvática. Han sido días de tormenta eléctrica, la lluvia y el barro adornan el paisaje.
Nosotros decidimos parar aquí para ponernos al día con todo lo que tenemos atrasado y también para bajar el estrés de la ruta.
Estamos disfrutando de las pequeñas cosas; durmiendo bajo la sombra de un árbol, trabajando con el sonido de la lluvia de fondo, levantándonos tarde, tomando café calentito, etc.
Hoy fuimos al mercado del pueblo, un mercado chiquitito con pocas cosas que ofrecer, compramos allí lo necesario para hacer nuestros almuerzos y volvimos al camping caminando entre un montón de lodo y con una caja con nuestra compra al hombro porque acá están prohibidas las bolsas plásticas, fuimos en cholas y nos reíamos mucho en nuestros intentos de no caernos al suelo resbaladizo.
Volvemos a recargar energías de la mejor manera posible.

Río Paraná.

El río Paraná es el segundo río más grande de Sudamérica, después del Amazonas.
Fluye en direcciones sur, este, sudoeste a través de Brasil, Paraguay y Argentina formando una larga frontera entre estos dos últimos.
Nosotros tuvimos la suerte de encontrar un camping precioso que además de tener vista al río ¡también se puede bajar! La norma dice que no es para tomar baño, sin embargo en las formaciones rocosas de la orilla se hacen pequeñas piscinas naturales que nosotros no podíamos dejar pasar.
Justo al frente se ve Paraguay, y es qué eso de las fronteras cuando se viaja por tierra es casi imperceptible, un momento estás en un país y unos km más allá estás en otro, cambia el idioma, el acento y la cultura, pero a final de cuentas todos somos hermanos y debemos tratarnos como tal.
¡No podemos más que agradecer!

Despedida de Brasil.

Nos levantamos temprano para tomar Rumbo a Las Cataratas de Iguazú por el lado Argentino, finalmente sellamos nuestra salida de Brasil justo a tiempo. Lo que habíamos calculado inicialmente en dos meses terminó tomándonos seis meses para lograr. Una mezcla letal entre problemas con la Bipo sumado a mecánicos poco entusiastas y mal preparados, terminaron retrasando todo, y poniendo en alto riesgo todo el proyecto. Queríamos rodar toda la costa Brasileña y terminamos por meses atrapados en São Luís. Pero la otra cara, es que cada inconveniente que nos trajo la Bipo, siempre vino de la mano de nuevos amigos quienes nos abrieron las puertas de sus casas y nos hicieron parte de sus vidas sin pedir nada cambio. Hoy, desde misiones Argentina, con una increíble vista del Río Paraná, nos despedimos de ese Brasil gigante, lleno de gente amable y hospitalaria, extrañando la Farofa, el Pão de Queijo, el Açai, los churrascos, y la gran diversidad que encierra su territorio. Muchas gracias Brasil

Estamos en Foz de Iguaçu.

Tenemos dos días más hasta el fin de nuestro plazo en Brasil y decidimos parar en un camping para descansar un día de manejar y el estrés y hacer las averiguaciones necesarias sobre las fronteras, cual ruta nos conviene más, qué queremos conocer, etc.
El camino hasta acá fue bastante tranquilo, Bipolar está mejor que nunca gracias a @kombialsur y todo el amor que le dimos esta última semana.
Nos preparamos psicológicamente y emocionalmente para un nuevo país, nuevos retos y nuevos amigos.

La montada del motor.

Debemos ser sinceros sobre el trabajo de David y Miguel de @kombialsur, la verdad es que no nos gustó, NOS ENCANTÓ.
Desde el comienzo la dinámica fue magnífica, comenzaron a revisar el motor de Bipo desde los detalles más básicos antes de llegar a la conclusión de que efectivamente había un problema dentro del motor y que era totalmente necesario abrirlo de nuevo. Ya esta noticia la esperábamos debido al sonido que tenía y nada mejor para aliviar el estrés de lo que eso significa que tener dos panas venezolanos que nos tranquilizaron de la mejor panera posible, compartimos entre risas nuestras anécdotas, descubrimos las similitudes de nuestros viajes y nuestras vidas.
Ya la certeza de que todo iba a estar bien estaba latente.
Abrimos el motor y comenzaron a salir los problemas, errores de montaje y piezas dañadas. Los muchachos dedicaron todo su esfuerzo y con mucho cariño trabajaron día y noche para que Bipo quedara excelente finalmente ya qué estamos bastante cortos de tiempo para salir de Brasil.

Seguimos con los arreglos al corazón de la Bipo.

Estamos muy agradecidos con todo el cariño y trabajo en equipo de nuestros amigos de @kombialsur, se han dedicado con mucho empeño y mucha paciencia a encontrar todo lo que Bipo tiene dañado y aunque han salido bastantes cosas, poco a poco vamos buscando soluciones.
Hemos adelantado bastante y cada vez estamos más seguros de qué el motor quedará excelente.
Ya estamos ansiosos de ver a Bipo rodar de nuevo por la carretera como a ella le gusta, conocer nuevos lugares y nuevas culturas.
¡Gracias a todos por seguir acompañando nuestra aventura!

Los misterios del motor.

Bajamos el motor porque tenía un sonido metálico que no era para nada normal en un motor nuevo, decidimos hacerlo en Curitiba porque aquí están nuestros amigos de @kombialsur con su taller móvil y también está la fábrica del bloque @autolinea que se ofrecieron amablemente a asesorarnos, ya qué pensábamos que había un problema de medidas en el bloque, es decir, un defecto de fábrica.
David y Miguel hicieron algunas pruebas antes de abrir el motor y dieron bastante rápido con el problema.
En São Luis, el mecánico que tuvimos nos recomendó cambiar el árbol de leva por uno usado en vez de uno nuevo, ya que el usado era de mejor calidad, sim embargo el que montaron estaba TAN desgastado que tenía un hueco donde debería girar el eje de la bomba de aceite.
El día que montaron el motor en la Bipo la bomba de aceite no giraba, obviamente porque quedaba libre el eje, su solución fue alargar con soldadura el eje para que pudiese girar y alegaron que era a causa de un posible defecto del bloque.
Lo más insólito es qué aún sabiendo el problema y después de tener que desarmar el motor cuando se rompió el bloque, volvieron a armar y montaron el mismo árbol y la misma bomba modificada en otro bloque nuevo, a pesar de que esa segunda vez armamos con todas las piezas nuevas porque no queríamos más problemas.
En conclusión el arreglo no duró nada y el defecto en el árbol de leva con la bomba modificada fueron dañando en lo poco que rodamos un montón de piezas más.
¡Nosotros seguimos positivos y metiéndole toda la onda posible!