De nuevo revisando a Bipo.

El pronóstico va así, contactamos a Marcio del club de fusca de São Luis en busca de auxilio para la salud de Bipo.
Él nos dió la dirección de su mecánico de confianza Israel, llegamos allí y comenzó la magia, le contamos los problemas que tenemos, la pérdida desmedida de aceite y el centelleo de la luz del aceite. Nos dijeron que teníamos que bajar el motor nuevamente (ya nos lo esperábamos, la verdad) y así hicimos, acto seguido vimos la estopera chorreando aceite y nos dimos cuenta que no había servido de mucho el otro trabajo que hicimos en Governador Nunes Freire.
Cambiamos la estopera de nuevo y ajustamos el radiador de aceite que estaba flojo. Como llegamos en la tarde tuvimos que dejar a Bipo durmiendo allá solita y nosotros volvimos a casa de Marcelo.
Mañana tendremos el pronóstico final y esperamos tener a Bipo de vuelta también.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *