El desembarque.

Luego de rodar tres días con nuestro amigo el motorista, llegamos a un puesto de servicio a unos 50km de la ciudad de São Paulo donde decidimos parar por las siguientes razones: hay horario restringido para la circulación de camiones dentro de la ciudad, estos sólo pueden circular en horas que no haya mucho tráfico de vehículos particulares. No teníamos idea de donde o cómo íbamos a desembarcar a Bipo. Ya era de noche y por cuestiones de seguridad no queríamos estar en una ciudad desconocida. Habíamos rodado todo el día y a pesar de no ir conduciendo igualmente estábamos muy cansados.
El plan entonces era seguir camino a São Paulo a las 3 AM para llegar a eso de las 5 AM a algún lugar donde desembarcar, por la cuestión de los horarios de tránsito y porque nuestro amigo también tenía que seguir su camino a seguir trabajando.
Afortunadamente para nuestras horas de sueño y para no demorar más la labor de nuestro amigo, llegó otro motorista que tenía una plataforma y así pudimos desembarcar a Bipo.
Dormimos en el posto y ahora nos toca conocer São Paulo y todo lo que nos espera en esa nueva ciudad.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *