Miranorte.

Ahh la vida del viajero, hacer planes para que se cambien en un 2×3.
Y ustedes se preguntarán ¿bueno y ahora qué le pasó a la Bipo?
La cosa fue así; después de recorrer nuestros 300km de camino llegamos al puesto de gasolina de Miranorte, lugar donde planificamos pasar la noche.
Nelson se bajó a averiguar las cosas de siempre y yo me quedé dentro de la Bipo porque ando con gripe y sintiéndome mal, él estaba tardando bastante en volver, me asomo por la ventana y lo veo sentado hablando con un señor como si lo conociera de toda la vida (algo muy típico en él) al rato se acerca a la kombi y me dice “¿Qué opinas de meter a Bipo dentro del camión del señor y qué nos lleve a São Paulo en menos tiempo del que teníamos planeado?” a mi me dió mucha risa y me costó asimilarlo, pero, ¿para qué están los compañeros si no es para apoyarse las locuras? Evaluamos los pros y los contra y decidimos irnos, así fue que Bipo terminó allí dentro y nosotros viviendo una experiencia inesperada.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *