Primera vez acampando en Kombi. A Dos Polos, Vlog 2.

 

Cuando finalmente habían acabado nuestras diligencias en Caracas, decidimos tomarnos un día para probar como sería nuestra vida en kombi los próximos dos años. Nos fuimos a San Antonio de los Altos a una finca de un amigo, allí pasamos la primera noche de todas las que le siguen. Experimentamos por primera vez desde que comenzamos a arreglar a Bipo, la sensación de estar sólo nosotros dos con ella conociéndonos. También nos sirvió para tomarnos un respiro del caos de Caracas y volver a bajar al día siguiente con los ánimos renovados, sabiendo que habíamos tomado una buena decisión.

Esa primera noche, nos dimos cuenta de varias cosas que habían quedado incómodas, nos dimos cuenta de que habían varias cosas que no tenían un lugar fijo y otras que estorbaban en un lugar tan pequeño. También nos dimos cuenta de que hasta entonces no nos habíamos preocupado por tener encendedor, lavaplatos y esponja en la Kombi. Lo del prender la cocina fue fácil, Nelson prendió una fogata y cocinamos a leña (mentira, pedimos un encendedor prestado) pero lo del lavaplatos fue un poco más desastroso y terminamos fregando con shampoo y un pedazo de esponja que nos había sobrado del colchón.

Apenas llegamos a Caracas hicimos un mercado de cosas que nos hacían falta para estar más cómodos y arreglamos algunas otras dentro de Bipo, así pudimos luego decir que AHORA SI estábamos listos para arrancar a rodar América.

Nos quedaban pocos días en Caracas y la parte más difícil estaba por comenzar, las despedidas.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *