Estancia la Ascensión, Patagonia, Argentina.

De regreso hacia Perito Moreno hicimos una pequeña parada en el Parque Nacional Patagonia.
Ya les hemos contado cómo es el tema de los parques nacionales con Lua, básicamente no la dejan ni siquiera bajar de la Bipo. Esto, aunque lo respetamos, la verdad nos da bastante fastidio pero eso es otro tema…
La cosa es qué debido a que no podíamos estar con Lua, decidimos sólo hacer la caminata más corta de todas las que ofrece el parque. 1km de caminata hasta la playa del lago.
El camino se hace entre túneles de árboles ya casi todos sin hojas debido a lo cercano del invierno y de repente se abre ante nuestros ojos la inmensidad de la costa, las montañas llenas de nieve en la lejanía, los charquitos que son pequeños laguitos, las piedras, la vegetación patagonica, un silencio absoluto que sólo es interrumpido por el sonido del agua y del viento.
Nelson y yo tenemos nuestra dinámica. No solemos hablarnos mucho, sabemos que en momentos así hay muy poco que podamos agregar con palabras.
Nos dedicamos a contemplar, a detallar, a sentir, a fotografiar.
A mi me encanta verlo mirando, viendo al horizonte pensando en quien sabe qué y lo capturo. Me guardo el momento.
Así cerramos esta pequeña escapada a los Antiguos y volvemos a la ruta rumbo hacia Sarmiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.